Sarkozy da un nuevo impulso a la Unión Euromediterránea; es decir, a EURABIA

Este extrañísimo personaje que se permite monólogos de 20 minutos contra el Islam en presencia de presidentes de gobierno de otros países y que hizo declaraciones contra la adhesión de Turquía durante la campaña presidencial, se ha convertido, sorprendentemente,  en el principal impulsor de la «Unión Euromediterránea».

Aquí nos cuentan que va a revitalizar incluso un proceso que había entrado en vía muerta. Es más, va a celebrar la cumbre la víspera de la Toma de la bastilla, fiesta mayor de la República Francesa:

Nicolas Sarkozy espera conseguir tal capitalidad para París, donde se celebrará una Cumbre de jefes de Estado europeos y mediterráneo el 13 de julio del 2008. El proyecto francés: Construire l’Union méditerranéenne sur le modèle de la CECA.

Nótese que han pasado de hablar de diálogo euromediteráneo a hablar de Unión. Es más, se habla de construirla según el modelo de la CECA, de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, un proyecto de coordinación industrial que dio paso al área de libre cambio, que a su vez dio paso a la libre circulación de personas, y a la moneda única, y a la unión política…

20070917184632-sarkozy-napoleon-2.jpg

Es realmente increíble, Sarkozy está acelerando el proceso. Otro motivo más para no fiarse de la derecha qure se presenta como «moderada», y me refiero a ese PP que admira a Zarkozy. Nótese que ha adelantado por la derecha al eurabiano Prodi, y el aliancista Zapatero, con los que se reunió la semana pasada tras recibir el título de «canónigo de honor» de la basílica laterana: Zapatero, Prodi y Sarkozy se unen para «llevar la paz» a ambos lados del Mediterráneo. Vaya forma de vender la moto: «llevar al paz»; entonces, ¿estamos en guerra?. Pero veamos que ha dicho nuestro zapatero ilustrado:

«Debemos mucho al Mediterráneo y se lo tenemos que devolver en este momento», afirmó el presidente del Gobierno español, que confía en que la nueva unión sirva para «afrontar el problema de la inmigración y para tener una visión de futuro». Con este proyecto, vaticinó Zapatero, también se podrá luchar contra el cambio climático y contribuir a combatir las desigualdades que se viven a cada lado del Mediterráneo. «La Unión Euromediterránea nace de tres países europeístas y sirve a la Unión Europea. Queremos que abra una nueva etapa, que signifique un impulso para que los países del Mediterráneo sean protagonistas determinantes en paralelo a la UE», concluyó el presidente del Gobierno.

Prefiero no comentar, porque me da vergüenza, no solo por el sino también por sus votantes.

1 comentario

  1. Sarkozy es un político bastante ambíguo y oportunista, ya se ve con los ministros socialistas que metió en el gobierno. Mucho me temo que su oposición a la entrada de Turquía en la UE se queda en poco. No sé qué piensan los políticos cuando nos venden a los musulmanes. Lo más curioso es la resolución medio secreta de los años setenta sobre Eurabia y que el pueblo no poicha ni corta en ello.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*