Reverte, permítame que le insulte: embustero, pretencioso, lenguaraz.

Me refiero a esto que ha usted perpetrado con la impunidad que da conocer que sus lectores no se enteran. Mire, Reverte, la mentira está muy mal, así que mienta solo por caridad o a quien no pueda descubrirle.

… durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.

Es usted un desmemoriado. O quizás simplemente no se enteró de la Ley de Calidad, tan protestada precisamente por el País Vasco y Cataluña. Veo que saca además pecho citando a Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado… incluso a Quintiliano. ¿Insinúa que pretende usted recoger la antorcha?

Desengáñese, Reverte, si usted vende un clavel (utilizo su estilo) en esta España de mierda es precisamente debido a la ínfima competencia lingüística (ahora utilizo el de Chomsky) del español medio. Los españolitos carecen de formación y gusto para leer a Cervantes y Quevedo, así que se contentan con la novela histórica popular; es decir, con Alatriste y su cuadrilla.

Mire, permítame que le parafrasee: Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es su arrogante impunidad, su ausencia de autocrítica y cateta contumacia. Pues eso le digo, hombre, exactamente eso mismo.

7 comentarios

  1. AMDG, si bien es cierto que los peperos sacaron la ley de calidad (la cual, a mi humilde entender, era un remix de la LOGSE y la LODE, o sea, hecha con los pies), lo hicieron en EL ÚLTIMO MES posible. Sí, no te engaño: aprobaron la ley un mes antes de disoverse las Cortes. Luego Pérez Reverte tiene razón: estuvieron 8 años tocándose la flor, y cuatro de ellos con mayoría absoluta.

    No obstante, me parece una defensa algo radical de quien no pensé que fuesen tus líderes, o séase mister Ansar y Maripili Castillo. Pero de vez en cuando se lleva uno unas sorpresas…

    Todo esto sin acritud.

    Un saludo

  2. No se trata de lealtades, sino de que eso no es cierto.

    Pues eso, aun tarde e insuficiente, la comparación es improcedente. Y del resto no te digo. este se cree primo de la Virgen Maria y continuador de la obra de los clásicos, pero no cuela.

    Mi tono es de mala leche, pero aún así no pierdo las formas (espero), como hace él al insultar sus patéticos lectores.

  3. Del caballero en cuestión sólo puedo decir que en sus novelas «promete más que dá», pero en esencia están bien redactadas, (lo cuál ya es mucho en los tiempos que corren). En el artículo de referencia no veo, (salvo la evidente falta de respeto) nada que cuestionar. El sistema educativo no ha hecho, bajo unos y otros, más que empeorar…. Es por esa fascinación incomprensible por lo francés que lastra las meninges de los «ilustrados» desde ni se sabe (Dugesclin?), supongo.
    Pero es que hasta Francia se ha dado cuenta de que el sistema progresivo, la inmersión controlada, y las matemáticas modernas han resultado ser una total memez (como decían los yayos sin que les hicieran caso) y ahora quieren, a toda prisa, volver a lo que funcionaba…
    Uno como que empieza a ver «fantasmas», porque mirado a la luz de las «consecuencias» (que sólo se pueden empezar a ver ahora), parece que todas las cosas «progresistas» – Y no sólo en España, sinon en todo el muindo civilizado-:(Iniciación a la lectura, obligando a leer libros reglamentados, integración de discapacitados .físicos y psicológicos- multiculturalidad, normas de seguridad, dictadura médica, dietas, etc…) confluyen TODAS en la Obra Maestra de una población semianalfabeta que detesta la lectura (porque le obligaron a leer según los criterios de un imbécil), casi absolutamente insolidaria con los discapacitados porque se los han hecho tragar tantas veces que ya no despiertan ninguna respuesta, con mayores o menores psicopatías y trastornos de la personalidad (casi no conozco a nadie sin un par de TOC), una población sin redaños para la respuesta adecuada, cobarde y simultáneamente poco respetuosa con la Ley, porque tanta leyecilla bobochorra y pendeja les ha hecho ganar en despercio por ella lo que se ha perdido en respeto, En definitiva una población desnortada, sin criterio, sin oportunidad de crearlo, maleable, insdolidaria y sin identidad colectiva, Madura para la vendimia.

  4. AMDG, creo que a Pérez-Reverte también le llevó el cabreo en la redacción de su artículo. Como dice Carlo Gambino, la caída de la calidad y la dignidad de la enseñanza en España (recordemos que la educación es potestad exclusiva de los padres y en absoluto es sinónimo de enseñanza) ha sido en barrena y la recuperación, de darse, costará al menos dos generaciones, o séase 30 o 40 años, los que han hecho falta para cargarse la inteligencia, la creatividad y, en fin, la cultura en nuestra Patria.

    De acuerdo con que el autor en cuestión tiene ínfulas de clásico y que su tono es, al menos, poco delicado con el lector. Pero si bien no hay ni punto de comparación entre Pérez Reverte y Calderón o Quevedo o incluso Hernández o el padre Coloma, y esto convierte al primero en un presuntuoso bastante ridículo, muy pocos autores pueden compararse con los clásicos.

    Es signo, también, de la actual indigencia cultural de España: no hay ni un autor vivo digno de entrar en el Olimpo de los grandes (y si eso no se ve ahora, se verá con el tiempo). Es seguro que existen escritores de calidad, cada época tiene los suyos, pero no son publicados precisamente por la concepción de la literatura como un miserable negocio de masas: no nos engañemos, es el capitalismo el que ha acabado con la cultura triunfante y de calidad en España. Hay buenos intelectuales arrinconados, pero no hay o no se conocen autores de narrativa o de poesía ni medianamente buenos.

    Sin embargo, Pérez Reverte, por su frescura aun irrespetuosa y su innegable buen manejo del léxico aun no excelente, es uno de los mejores escritores actuales, lo cual es decir muy poco a favor del novelista. Y otra cualidad que juega a favor de Pérez Reverte es que se atreve a escribir sobre épocas tabúes en la sociedad acomplejada española, sobre las mejores épocas de nuestra historia, sobre los acontecimientos más gloriosos de nuestros antepasados comunes. Y eso, aunque escriba sin la calidad suficiente, es meritorio.

    No obstante, AMDG, si bien tu crítica es lógica y comprensible, es peligrosamente cercana a la defensa de algunos culpables de la lamentable situación de la enseñanza y la cultura en España. Hicieron una ley nueva, repito, mala como las anteriores, pero sólo la hicieron con ocasión de la elecciones, como anzuelo para incautos.

    Por último te ruego que haya (siga habiendo) simpatía que presumo entre nosotros: tengo el convencimiento de que vamos, con total libertad, en el mismo barco y de que compartimos lucha.

    Un saludo

  5. De este autor he leído solo dos cosas. Una obrita que trata de un grupo de españoles a los que embarcaron en la expedición napoleónica a Rusia; deprimente. Y la de Trafalgar que se queda en poca cosa después de todo. Me parece un pretencioso. Y dudo que hubiera tenido el éxito que tiene si no
    hubiera sido presentador de TV.

    No se puede decir que fuera electoral porque empezaron a prepararla dos años antes y les dio bastantes disgustos. Que te sepa a poco, valga, que este individuo compare a unos y a otros es de escándalo.

    Un saludo

    PS: No les des importancia a la discrepancia sincera y educada.

  6. Disgustos, disgustos, querido AMDG, se llevó el PP los que quiso. Me explico: dices que comenzaron a preparar la ley dos años antes de las elecciones. Y ahora míralo desde el otro punto de vista: EMPEZARON a preparar la ley dos años DESPUÉS de gobernar con mayoría absoluta y SEIS AÑOS después de comenzar a gobernar. ¿No crees que tuvieron tiempo de sobra para tenerla perfectamente preparada? De hecho, los societas traidores sacaron su ley de todo a cien al año y medio de gobernar SIN MAYORÍA ABSOLUTA.

    Me temo que los que estamos en contra de ZP caemos con facilidad en justificar en los centrorreformistas los mismos errores o las mismas traiciones que, con justicia, condenamos inmediatamente en los socialistas.

    Volviendo a Pérez Reverte, también me he leído esos dos libros y el primero, «La sombra del águila», me pareció divertido, entretenido, apto para leer en el trayecto en metro de camino al trabajo o a casa. No es mucho decir sobre la obra en cuestión, pero al menos, desde mi punto de vista, cumplía la cualidad de entretenimiento; sobre la segunda, «Cabo de Trafalgar», si bien se ve claramente lo presuntuoso del autor, es al menos fiel a los acontecimientos y deja en muy buen lugar a la marinería española (el lugar que merece, ni más ni menos).

    También comencé a leer la serie del «Capitán Alatriste» y al principio me pareció interesante, pero se fue convirtiendo en una peculiar telenovela ambientada en el Madrid de los Austrias. No he conseguido terminarla. «La carta esférica» y «El maestro de esgrima» creo que también son del escritor, y aunque las leí hace tiempo, considero que la trama, aun bastante predecible en ciertos aspectos, está trabajada. La calidad literaria no es muy buena, pero al menos no tiene errores gramaticales escandalosos.

    En definitiva creo que es un escritor entretenido con una prosa de calidad aceptable que refresca el ambiente enrarecido por demasiados libros de sensiblería farragosa, véase Lucía Echevarría o Isabel Allende (aunque chilena, es publicada fundamentalmente en España).

    Por otro lado, Pérez Reverte es miembro de la Real Academia y, aunque estemos de acuerdo en que es un puesto inmerecido, creo que ha actuado como ha creído necesario desde el púlpito que le obliga a defender la cultura española en general y el español en particular.

    No obstante, si bien me parece primaria y, por tanto, sincera su opinión, también me lo parece tu comentario en su contra. Sólo he querido llamarte la atención respecto a la defensa injusta que hacías de los que son la otra cara de la misma moneda de traición de los socialistas. El PP forma parte del mismo problema que el PSOE, y en absoluto es la solución.

    Un saludo

  7. Bueno, tú mismo confirmas que el académico no está a la altura.

    Yo insisto en que su comparación del PP y el PSOE en ese punto es improcedente, y en particular esto es mentira:

    durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación,

    Podrás decir que fue insuficiente y tarde, pero no eso. Y no compares con el PSOE, porque el PP hizo su intento con la oposición de todos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*