1 Comment

  1. Yo sí vi “la cosa”, me niego a llamar “debate” a eso.
    Cada uno de los candidatos se limitó, imagino que siguiendo las instrucciones de sus “jefes de campaña” (existirá eso en España) o de quien haga las veces de ello, a repetir las “consignas” alcanforadas y a no salirse del guión.
    La estructura del “cosa-(no lo llamaré debate)” estaba más pensada para hacer que cada candidato no diera un gambazo y coger al otro en un renuncio, que a facilitar la demostración de agilidad, ideas y cintura política.
    Habida cuenta de que “eso” fué lo que “pactaron” los equipos de ambas “campañas”, sólo me queda concluir que ninguno tiene fé en su candidato, gracias a lo cual los DOS quedaron como un par de títeres sin ideas ni argumentos. Creo que fué la primera vez en que no “ganaron” los dos sino que “los dos” perdieron.
    En cuanto a lo poquísimo que dijo Rajoy sobre inmigración, como siguió la línea del Politically Correct, habló de la inmigración sin más, y amigos sudamericanos me dicen indignados que ¿que es eso? de asumir las costumbres de aquí?, han de comer paella y no tamales?, han de bailar paso-dobles y no salsa? ……. Por no decir las cosas claras, por no ofender a quien no tiene ninguna duda en ofender los valores de la tierra de acogida, por andarse con chuminadas y medias tintas, ha conseguido, tan bien aconsejado como siempre, ofender a quien ocasiona pocos problemas de integración (incluidos sus delincuentes, muy formales y correctos una vez detenidos, según la G.C.) darle argumentos a los babosos P.C. tipo Zerolo, y poner más difícil decir lo que hay que decir. Basta de Islam, no más concesiones, no más mezquitas, no mas Imanes Bahawistas, no más identidad religiosa, no más contemplaciones con la cretina y mega superada visión islámica, si no os gusta podeis volveros, si os quedáis es con estas condiciones.
    En resumidas cuentas. Nada con sifón.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*