Zapatero propone dejar la inmigración fuera del debate electoral

Ya puestos, que dejen también el terrorismo, y el diálogo con la ETA y la destrucción de España por los nacionalistas (secesionistas). Nunca han estado sus propósitos más claros:

Zapatero justificó su propuesta de dejar «esta cuestión fuera de la controversia partidaria» en que es necesario, por «respeto» a los inmigrantes, que antes son «seres humanos», y en que ayudaría a dar «un ejemplo al mundo», ya que, según argumentó, hay muchos países que están atentos a lo que se dice sobre sus compatriotas que viven o pretenden vivir en España. Por lo tanto, no realizó una oferta concreta a los inmigrantes y se limitó a subrayar que el Estado debe ofrecer a los extranjeros el mismo trato que exigió en el pasado para sus emigrantes. De cara a los próximos cuatro años, prometió «entendimiento, diálogo y respeto a la diferencia», tras afirmar que «el talante tiene una fuerza inagotable».

No es posible decir más sandeces en menos tiempo. Todo esto viene a cuento de la propuesta timorata del PP, calificada inmediatamente de racista por la izquierda y sus palmeros. A estas alturas del proceso, no se trata de integrar a los inmigrantes, Sr., Rajoy, se trata de parar en seco la inmigración. De expulsar a los ilegales y a los delincuentes y de fomentar la vuelta. Para empezar. Durán, el de CiU, aprovecha ara presentar su propuesta aun más moderada:

Duran aconsejó a PP y PSOE «que dejen de discutir» y se unan la propuesta de CiU sobre immigración, para mejorar la situación de los immigrantes que ya están instalados y de los que pretenden trasladarse a España.

«Pese a que soy de los que creen que aquí no cabe todo el mundo, esto no quiere decir que aquí no puedan venir personas y tampoco significa inmigración cero, que no es viable ni tampoco deseable»

Qué ridículo resulta todo esto. Mientras tanto los musulmanes están sentando su base terrorista en España, en Cataluña en concreto. Y no son solo los terroristas. En Alemania el turco Erdogan ha dado un mitin multitudinario en el que pide que los turcos rechacen la asimilación:

Erdogan repitió lo que el viernes le espetó a la canciller, Ángela Merkel, en Berlín: sí a la integración, no a la asimilación. «Entiendo que os mostréis susceptibles cuando se habla de asimilación, porque nadie os lo puede exigir, es una vergüenza para la humanidad», proclamó el jefe del gabinete turco para deleite del respetable. «Constituye un derecho natural el transmitir a vuestros hijos nuestra lengua», recalcó. Erdogan se refirió constantemente a «nosotros, los turcos» y «ellos, los alemanes», obviando el hecho de que muchos de los asistentes habían nacido ya más cerca del Rin que del Bósforo y ostentan la doble nacionalidad.

Bueno, dentro de poco veremos a Mojamé VI haciendo algo parecido en España. Puede incluso que no haga falta; ya tiene para eso Zapatero y Moratinos, que además levantan menos sospechas.

____

ACTUALIZACIÓN. Aquí nos cuentan lo de Erdogán en mayor detalle: Erdogan en Alemania: “Asimilación es un crimen contra la humanidad”

 

Be Sociable, Share!

6 Comments

  1. Perdón, es La Razón, no La Vanguardia.

    Parece que La Razón utiliza el traductor de google, la frase en alemán está bien clara, no sé por qué la han suavisado de esa forma. Occidente siempre cuidándole la imagen a estos islamistas incendiarios.

  2. De nada, me ha chocado esa traducción, porque hay frases en alemán´que pueden dar lugar a varias traducciones, pero la frase de la asimilación no puede traducirse de otra manera, es bien simple y clara.

    Gracias por los enlaces!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*